Kroptkin

LA LIBERTAD NO SE DA, SE TOMA. Kropotkin

miércoles, 11 de enero de 2012

Moulay-Bousselham

Pequeño pueblo de la costa Marroquí, dónde el turismo interior del país multiplica su población los meses de verano. Pasamos allí dos días en casa de un buen amigo, Mohsin, y de su acojedora familia. A ver cúando podemos volver con el ñajo.

1 comentario:

Vera E. dijo...

Me encanta el color azulado del ambiente, aunque veo que la cocacola llega a cualquier rincón como el viento.

El tiempo pasa volando, o sea que en menos de nada ya os hacéis un viajecito de recordatorio.

BsoT.