Kroptkin

LA LIBERTAD NO SE DA, SE TOMA. Kropotkin

martes, 10 de abril de 2012

La familia

Leopoldo Abadia es un señor agradable, simpático, e incluso gracioso. Pero su concepción de lo que es o debe ser una familia dista mucho de la mía.


Dio una charla organizada por una asociación del Opus Dei, "no hace falta decir nada más" que diría un entrenador alemán...

1 comentario:

Vera E. dijo...

Me habían hablado muy bien de este hombre... no me lo imaginaba dando charlas organizadas por los susodichos, en fin...

En cuanto a la familia, yo creo que la sangre, no es indispensable.

BsoT.